Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Stent pequeño de polímero podría tratar las estenosis uretrales pediátricas

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 28 Aug 2019
Se puede usar una nueva técnica de fabricación para elaborar microestructuras similares a stents con propiedades de memoria de forma que son 40 veces más pequeñas que los stents actuales.

Desarrollado por investigadores del Instituto Federal Suizo de Tecnología (ETH; Zúrich, Suiza), el Politécnico di Milano (Italia) y el Kantonnspital Aarau (Suiza), el proceso de fabricación utiliza micromoldes sacrificados impresos tridimensionales (3D), de alta resolución, que se producen por escritura láser directa. Las plantillas impresas se infunden con polímeros y se endurecen con luz ultravioleta (UV). La estructura se disuelve en un baño de solvente, lo que lleva a una microestructura impresa en 3D que tiene propiedades de memoria de forma.

Imagen: Se podría usar un microstent en 4D de solo 50 micras de ancho y medio milímetro de largo para ayudar a los niños con defectos del tracto urinario (Fotografía cortesía de ETH Zúrich).
Imagen: Se podría usar un microstent en 4D de solo 50 micras de ancho y medio milímetro de largo para ayudar a los niños con defectos del tracto urinario (Fotografía cortesía de ETH Zúrich).

El método se utilizó para fabricar stents en 3D con características mínimas de 5 µm, que son 40 veces más pequeños que los reportados hasta la fecha. El polímero proporciona las propiedades de memoria de forma del stent, a lo que los investigadores se refieren como una cuarta dimensión (4D); incluso si la construcción 3D está deformada, recuerda su forma original y vuelve a ella cuando está caliente. El método también se puede usar para hacer microrobots suaves en 3D y 4D indirectamente construidos con hélices de gelatina llenas de nanopartículas magnéticas. El estudio que describe el nuevo proceso de fabricación se publicó el 5 de julio de 2019 en la revista Advanced Materials Technologies.

“Hemos impreso el stent más pequeño del mundo con características 40 veces más pequeñas que las producidas hasta la fecha. Antes de que se puedan realizar estudios en humanos para demostrar si son adecuados para ayudar a los niños con defectos congénitos del tracto urinario, los stents deben ser probados primero en modelos animales”, dijo la autora principal, Carmela De Marco, PhD, del laboratorio de robótica multiescala en el ETH. “Pero los stents todavía están muy lejos de encontrar una aplicación en el mundo real; sin embargo, los resultados iniciales son prometedores. Creemos firmemente que nuestros resultados pueden abrir la puerta al desarrollo de nuevas herramientas para la cirugía mínimamente invasiva”.

Aproximadamente uno de cada mil niños desarrolla una estenosis uretral, incluso en fetos. Si se pudiera insertar un stent para ensanchar la estrechez mientras el feto aún está en el útero, se podrían evitar niveles de orina potencialmente mortales que se acumulan en la vejiga. Pero aunque los stents se usan regularmente para tratar los vasos coronarios bloqueados, el tracto urinario en los fetos es mucho más estrecho en comparación.

Enlace relacionado:
Instituto Federal Suizo de Tecnología
Politécnico di Milano
Kantonnspital Aarau




Últimas TI noticias