Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

HospiMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Cuidados Criticos Téc. Quirúrgica Cuidados de Pacientes TI Negocios

Perry Health

Dispositivo implantado alivia los síntomas de la próstata agrandada

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 13 Oct 2021
Una construcción implantada temporal proporciona un alivio rápido y eficaz de los síntomas de la hiperplasia prostática benigna (HPB) al tiempo que conserva la función sexual.

El iTind de Olympus (Tokio, Japón), es un dispositivo de alambre de Nitinol que se coloca en la uretra prostática mediante un cistoscopio, en un procedimiento sencillo que se puede realizar en un consultorio o en un entorno ambulatorio. Colocados en la uretra prostática obstruida en una configuración plegada, los puntales de nitinol superelásticos iTind se expanden en las posiciones de las 12, 5 y 7 en punto, remodelando el tejido de la próstata para mejorar el flujo de orina. El proceso de remodelación dura aproximadamente una semana, después de lo cual el iTind se elimina por completo.

Imagen: El dispositivo Olympus iTind (Fotografía cortesía de Olympus)
Imagen: El dispositivo Olympus iTind (Fotografía cortesía de Olympus)

“Este tratamiento verdaderamente mínimamente invasivo brinda a los urólogos y pacientes una opción de tratamiento adicional, una que alivia rápidamente los síntomas de agrandamiento de la próstata mientras preserva la función sexual”, dijo Randy Clark, presidente del Grupo de Sistemas Médicos Olympus. “Estamos muy emocionados de mostrar el dispositivo iTind y sus resultados positivos, ya que se alinean con nuestro propósito de hacer que la vida de las personas sea más saludable, más segura y más satisfactoria”.

Más de la mitad de todos los hombres en sus sesenta años y hasta el 90% de los hombres en sus setenta y ochenta años tienen algunos síntomas de HPB, como micción más frecuente con flujo vacilante, interrumpido o débil y urgencia y fugas. La HPB grave puede provocar problemas más graves con el tiempo, como tensión en la vejiga, infección del tracto urinario (ITU), daño en la vejiga o los riñones, cálculos en la vejiga e incontinencia. Las opciones de tratamiento actuales para aliviar los síntomas asociados con la HPB incluyen la terapia con medicamentos o procedimientos quirúrgicos, incluida la extirpación de la parte agrandada de la próstata.

Enlace relacionado:



Últimas Téc. Quirúrgica noticias