Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

HospiMedica

Deascargar La Aplicación Móvil

Sistema de cierre de heridas es mejor que las grapas y las suturas

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 11 Sep 2019
Un sistema novedoso de cierre de la piel reduce los problemas relacionados con la incisión, proporciona un mayor rango de movimiento, reduce el dolor y da como resultado una calidad de cicatriz superior.

El sistema Pre-placement RE-aligning LOw-tension Closure (PRELOC) de ZipLine Medical (Campbell, CA, EUA), es un dispositivo de cierre de piel no invasivo y fácil de usar que reemplaza suturas, grapas, y pegamento para las incisiones quirúrgicas y laceraciones. Una base de monopelícula transpirable, que se aplica antes de la incisión, facilita la reaproximación de los bordes de la incisión. Una vez que se tiran las etiquetas con cremallera, la tensión en la piel circundante se puentea sobre y alrededor de la incisión, lo que resulta en una distribución uniforme y de baja tensión de las fuerzas de cierre, a diferencia de las fuerzas de carga puntual típicas de las grapas y suturas.

Imagen: La base de monofilamento Preloc antes del cierre de la herida (Fotografía cortesía de Zipline Medical).
Imagen: La base de monofilamento Preloc antes del cierre de la herida (Fotografía cortesía de Zipline Medical).

Y dado que no se trata de perforaciones en la piel, existe un riesgo reducido de infección del sitio quirúrgico (ISQ) y de lesiones por pinchazo de aguja. Los materiales transparentes facilitan la monitorización del área que rodea la incisión y permiten la retracción para acceder y visualizar el sitio quirúrgico. Una vez que la incisión se ha curado, el dispositivo se retira fácilmente simplemente despegándolo de la piel; no se requieren instrumentos adicionales o habilidades especiales, lo que reduce la necesidad de una visita de retorno adicional del paciente para la remoción de grapas o suturas.

En un estudio retrospectivo de revisión de historias clínicas de economía de la salud realizado en 130 pacientes con reemplazo total de rodilla (TKR), los que recibieron grapas tuvieron más llamadas telefónicas a la clínica relacionadas con la incisión, más admisiones a la sala de emergencias (ER) relacionadas con las incisiones, mayor cantidad de visitas a la clínica relacionadas con las incisiones y más formulaciones de antibióticos debido a complicaciones, que los pacientes con el dispositivo de cierre Zip. El costo clínico para un paciente básico problemático fue casi el doble que el del grupo Zip, mientras que el costo de oportunidad para un paciente básico problemático fue cuatro veces mayor que el del grupo Zip (228 dólares versus 50 dólares, respectivamente). El estudio fue publicado el 20 de marzo de 2019 en la revista Cureus.

“Los resultados de este estudio proporcionan información sobre cómo un simple cambio en la metodología de cierre puede conducir a posibles ahorros de costos posteriores, especialmente en un modelo de pago combinado”, dijo el autor principal, Roger Emerson, MD, del Centro de Reemplazo de Articulaciones de Texas (Plano, TX, EUA). “Los pacientes estaban ansiosos por la extracción de grapas y se preocuparon cuando vieron enrojecimiento alrededor de sus grapas, lo que en algunos casos provocó la formulación de antibióticos para evitar una posible infección”.

Enlace relacionado:
ZipLine Medical


Últimas Téc. Quirúrgica noticias