Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Trasbordador endoscópico retrasa el vaciado gástrico

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 14 May 2019
Un dispositivo innovador proporciona una solución de pérdida de peso no quirúrgica para las personas adultas que sufren de obesidad.

El Transbordador TransPyloric (TPS) de BAROnova (San Carlos, CA, EUA) es un dispositivo construido mecánicamente del tamaño de un melocotón pequeño (5,6 cm de diámetro), hecho de componentes de silicona sólida, diseñado para retrasar el vaciamiento gástrico, ralentizando el paso de los alimentos a través del píloro, haciendo que los pacientes se sientan satisfechos antes y se mantengan llenos por más tiempo El TPS se inserta y elimina transoralmente mediante técnicas endoscópicas estándar y está diseñado para un ciclo de tratamiento de 12 meses, permitiendo a los pacientes la oportunidad de lograr cambios en el estilo de vida más duraderos y beneficios para la salud.

Imagen: El transbordador TransPyloric (TPS) ralentiza el paso de alimentos a través del tracto GI (Fotografía cortesía de BAROnova).
Imagen: El transbordador TransPyloric (TPS) ralentiza el paso de alimentos a través del tracto GI (Fotografía cortesía de BAROnova).

En un estudio aleatorizado, controlado por simulacro, que reclutó a 302 pacientes de nueve centros de investigación, los pacientes tratados con el dispositivo TPS perdieron en promedio 3,4 veces (9,5%) más peso que el grupo de control simulado (2,8%) a los 12 meses de seguimiento y el 40% perdió más del 10% de su peso corporal. Las mejoras en la presión arterial y otros factores de riesgo cardiometabólico, así como la calidad de vida, también se observaron con el tratamiento con TPS. Los eventos adversos más comunes fueron gastrointestinales, como dolor de estómago, náuseas, vómitos y dispepsia.

“Los dispositivos intragástricos entregados por vía endoscópica pueden ayudar a cerrar la brecha del tratamiento de la obesidad y ofrecer alternativas para pacientes calificados que no son elegibles o que quieren una cirugía bariátrica y metabólica”, dijo el investigador principal, Wayne English, MD, de la Universidad de Vanderbilt. “El diseño del dispositivo TPS aborda algunas de las limitaciones de los dispositivos intragástricos de primera generación y ofrece una duración más prolongada del tratamiento, lo que es clínicamente atractivo”.

“El dispositivo TPS es único en su eficacia y duración de tratamiento. La validación adicional de los beneficios de comorbilidad potencial, como la mejora cardiometabólica observada en el estudio fundamental, durante la fase posterior a la comercialización se puede traducir en ventajas importantes para lograr la cobertura de atención médica para el dispositivo TPS en el futuro”, dijo Lian Cunningham, MD, PhD, vicepresidente senior de asuntos clínicos y regulatorios en BAROnova. “Esperamos llevar esta nueva tecnología a los pacientes y médicos”.

El vaciado gástrico lento aumenta la distensión del estómago y activa los receptores de estiramiento. El nervio vago transporta las señales aferentes relacionadas con la distensión del estómago al núcleo del tracto solitario (NTS) en la médula, facilitando la saciedad mediante proyecciones a los núcleos reguladores del apetito del hipotálamo.

Enlace relacionado:
BAROnova


Últimas Téc. Quirúrgica noticias