Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Unos implantes autoimpulsados crean cortocircuitos cuando hay punzadas de hambre

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 09 Jan 2019
Un estudio nuevo describe cómo un dispositivo implantado, sin batería, estimula suavemente las fibras aferentes vagales para reducir la ingesta de alimentos y lograr el control de peso.

Desarrollado por investigadores de la Universidad de Wisconsin (WISC; Madison, EUA) y la Universidad de Ciencia y Tecnología Electrónica de China (Chengdu, China), el sistema de estimulación del nervio vago está compuesto por un nanogenerador flexible, biocompatible y sin baterías, que se adhiere a la superficie del estómago y genera pulsos eléctricos bifásicos en respuesta a la peristalsis gástrica. Las señales eléctricas generadas por el dispositivo estimulan las fibras aferentes del nervio vago para reducir la ingesta de alimentos y realizar el control de peso.

Imagen: El estudiante de posgrado, Guang Yao (I) y el profesor Xudong Wang (D) con el dispositivo implantable (Fotografía cortesía de Sam Million-Weaver/WISC).
Imagen: El estudiante de posgrado, Guang Yao (I) y el profesor Xudong Wang (D) con el dispositivo implantable (Fotografía cortesía de Sam Million-Weaver/WISC).

En un modelo de rata, los investigadores lograron una pérdida de peso del 38% en solo 15 días, que se mantuvo durante un período de 100 días sin rebote. Cuando los investigadores retiraron los dispositivos después de un período de 12 semanas, las ratas reanudaron sus patrones normales de alimentación y recuperaron su exceso de peso. Una ventaja potencial del nuevo dispositivo sobre los estimuladores de nervios vagos existentes, según los investigadores, es que es un sistema inteligente y autosensible que no requiere carga externa. El estudio fue publicado el 17 de diciembre de 2018 en la revista Nature Communications.

“Los pulsos se correlacionan con los movimientos del estómago, mejorando una respuesta natural para ayudar a controlar la ingesta de alimentos. Responde automáticamente a la función de nuestro cuerpo, produciendo estimulación cuando es necesario. Nuestro cuerpo es el que más sabe”, dijo Xudong Wang, PhD, de la WISC, profesor y autor principal de ciencia e ingeniería de materiales. “Nuestra expectativa es que el dispositivo sea más efectivo y conveniente de usar que otras tecnologías”.

Se sabe desde hace un siglo que el nervio vago (décimo craneal), un nervio parasimpático mixto que contiene fibras nerviosas tanto aferentes como eferentes, actúa como un puente de señal para transportar información entre el sistema nervioso central y el cuerpo. La neuromodulación, como estrategia terapéutica reversible y no destructiva, puede manipular las funciones corporales estimulando o influenciando las señales neurofisiológicas a través de las redes neuronales para lograr un propósito terapéutico.

Enlace relacionado:
Universidad de Wisconsin
Universidad de Ciencia y Tecnología Electrónica de China



Últimas Téc. Quirúrgica noticias