Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

HospiMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Cuidados Criticos Téc. Quirúrgica Cuidados de Pacientes TI Negocios

Perry Health

Variantes del SARS-CoV-2 podrían ayudar a predecir los resultados de la COVID-19 en los pacientes

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 05 May 2021
Los científicos que utilizaron la secuenciación genómica para rastrear el SARS-CoV-2 mientras mutaba, han descubierto que las cepas iniciales y los subgrupos de cepas de virus (llamados clados) se asociaron con una mayor mortalidad, mientras que las variantes más nuevas se asociaron con menores hospitalizaciones y muertes.

Estos hallazgos de un equipo multidisciplinario de científicos de la Universidad Case Western Reserve (Cleveland, OH) y la Clínica Cleveland (Cleveland, OH), también podrían ayudar a guiar estudios futuros para analizar cómo las variantes más nuevas impactan los resultados de los pacientes a medida que el virus continúa evolucionando.

Ilustración
Ilustración

Para comprender mejor cómo las mutaciones y los clados anteriores alteraron los resultados clínicos, el equipo de investigadores analizó las secuencias de ARN de los datos de 302 pacientes con COVID-19 durante la primera ola de la pandemia en el noreste de Ohio. Estas muestras clínicas se obtuvieron del registro COVID-19 de la Clínica Cleveland, una recopilación de datos de casi 50.000 pacientes que habían sido evaluados para detectar la enfermedad. Al secuenciar cada muestra contra la cepa inicial del virus descubierta en Wuhan, el equipo de investigación identificó 488 mutaciones únicas, correlacionadas con seis cepas de virus (clados Wuhan, S, L, V, G, GH).

Los resultados revelaron que durante las primeras seis semanas de la pandemia en Cleveland, las primeras cepas del virus estaban bien establecidas y contribuyeron a un mayor número de muertes por la enfermedad. Sin embargo, en unas semanas, estas primeras cepas de virus fueron superadas por cepas más transmisibles que se asociaron con menos hospitalizaciones y una mayor supervivencia de los pacientes incluso cuando estaban hospitalizados. La mayor diversidad de cepas de COVID-19 ocurrió en las primeras semanas antes de que se establecieran las estrategias comunitarias para limitar la propagación viral. Es probable que las respuestas estatales y federales hayan evitado la introducción continua de nuevas variantes desde fuera de la comunidad y, por lo tanto, disminuido la mortalidad general.

“Este estudio ofrece una descripción detallada de cómo los diferentes clados de COVID-19 evolucionaron y compitieron una vez que fueron llevados a Cleveland”, dijo Brian Rubin, presidente del Instituto de Patología y Medicina del Laboratorio Robert J. Tomsich de la Clínica Cleveland. “El vínculo de los clados virales con los resultados es bastante importante y destaca la importancia de la secuenciación del genoma viral para obtener una comprensión más profunda de las nuevas enfermedades”.

“Estos hallazgos ofrecen una mayor comprensión de cómo las infecciones por COVID-19 superaron significativamente las tasas de hospitalizaciones y muertes por COVID-19 a medida que avanzaba la pandemia”, dijo Frank Esper, médico pediátrico de enfermedades infecciosas en la Clínica Infantil de Cleveland, quien dirigió la investigación colaborativa. “La investigación también ayuda a validar cómo los clados virales pueden desempeñar un papel importante en la predicción de los resultados de los pacientes”.

Enlace relacionado:
Universidad Case Western Reserve
Clínica Cleveland


Últimas COVID-19 noticias