Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

HospiMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Cuidados Criticos Téc. Quirúrgica Cuidados de Pacientes TI Negocios

Perry Health

Estudio encuentra que las pruebas rápidas de antígeno son mejores para identificar los casos sintomáticos de COVID-19

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 04 May 2021
Una revisión realizada por una red global independiente demostró que las pruebas rápidas de antígenos son mejores para identificar correctamente los casos de COVID-19 en personas con síntomas que en personas sin síntomas.

La revisión sistemática actualizada de Cochrane, una red global independiente, junto con los principales expertos de la Universidad de Birmingham (Birmingham, Reino Unido), evaluó las pruebas rápidas para la detección de la infección por SARS-CoV-2 (COVID-19). La revisión mostró que existen grandes diferencias en la exactitud de las diferentes marcas de prueba, y muy pocas cumplen con los estándares mínimos aceptables de desempeño de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ilustración
Ilustración

Se han desarrollado pruebas para diagnosticar COVID-19 que pueden proporcionar resultados “mientras espera”. Se encuentran disponibles dos tipos de pruebas rápidas para los “puntos de atención”, y ambas utilizan muestras de nariz o garganta. Las pruebas de antígeno identifican proteínas en el virus y vienen en casetes de plástico desechables similares a las pruebas de embarazo, con resultados disponibles en 30 minutos. Las pruebas moleculares detectan el material genético del virus mediante el uso de analizadores de escritorio o pequeños dispositivos de mano, cuyos resultados suelen estar disponibles en 30 minutos a dos horas. Los investigadores de Cochrane querían saber qué tan exactas eran las pruebas para determinar la infección en personas con síntomas y en personas sin síntomas. Identificaron y resumieron los estudios que midieron la exactitud de cualquier prueba en el punto de atención utilizada en hospitales o la comunidad en comparación con la prueba de laboratorio estándar aceptada, RT-PCR, para detectar la infección actual por SARS-CoV-2.

La primera versión de esta revisión incluyó 22 estudios y se publicó en agosto de 2020. La revisión actualizada ahora incluye evidencia de 64 estudios. La mayoría de los estudios incluidos en la revisión fueron de Europa y EUA y evaluaron la exactitud de las pruebas rápidas de antígenos. Solo tres estudios se realizaron exclusivamente en personas sin síntomas: dos en personas que eran contactos de casos confirmados y uno incluyó la detección del personal. Más de la mitad de los estudios de pruebas de antígenos incluyeron muestras de personas en evaluación en la comunidad, por ejemplo, en centros de pruebas, departamentos de emergencia o como parte de la búsqueda de contactos o investigaciones de brotes. Los estudios de pruebas moleculares se realizaron principalmente en laboratorios y no en la comunidad donde se pretendía utilizar las pruebas.

Los autores de la revisión encontraron que las pruebas de antígeno identificaron mejor la COVID-19 en personas con síntomas que en personas sin síntomas. En las personas con síntomas, en promedio, el 72% de las personas que tenían COVID-19 fueron identificadas correctamente como infectadas; las pruebas funcionaron mejor en la primera semana después de que comenzaron los síntomas cuando identificaron al 78% de las personas que tenían COVID-19. En las personas sin síntomas, en promedio, las pruebas de antígeno identificaron correctamente al 58% de los infectados. Las pruebas de antígeno descartaron correctamente la infección en el 99,5% de las personas no infectadas con síntomas similares a la COVID-19 y en el 98,9% de las personas no infectadas sin síntomas. El porcentaje de personas con COVID-19 que se identificaron correctamente varió entre las marcas y también dependió de si se siguieron las instrucciones de los fabricantes en el uso de las pruebas.

“Nuestra revisión muestra que algunas pruebas de antígenos pueden ser útiles en entornos de atención médica donde se sospecha COVID-19 en personas con síntomas”, dijo el Dr. Jac Dinnes, investigador principal en salud pública, epidemiología y bioestadística de la Universidad de Birmingham. “Estas pruebas no parecen funcionar tan bien en personas que no tienen síntomas de COVID-19. Confirmar un resultado positivo de una prueba rápida con una prueba de RT-PCR, particularmente cuando los casos de COVID-19 son bajos, puede ayudar a evitar una cuarentena innecesaria”.

“Todas las pruebas de antígenos pasarán por alto a algunas personas con infección, por lo que es importante informar a las personas que reciben un resultado negativo de la prueba que aún pueden estar infectadas. Hay alguna evidencia emergente de que la exactitud de la prueba se ve afectada por quién la realiza”, agregó el Dr. Dinnes. “Los estudios futuros deben analizar la relación entre la experiencia de la persona que administra la prueba y la sensibilidad de la prueba. Las investigaciones futuras también deben evaluar las pruebas moleculares en los entornos en los que se pretende que se utilicen para aclarar su desempeño en la práctica”.

Enlace relacionado:
Universidad de Birmingham


Últimas COVID-19 noticias