Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

HospiMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Cuidados Criticos Téc. Quirúrgica Cuidados de Pacientes TI Negocios

Perry Health

Nanopartículas tipo coronavirus podrían garantizar la confiabilidad de pruebas más simples, rápidas, para la COVID-19

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 04 Mar 2021
Las nanopartículas que pasan la detección como un coronavirus nuevo podrían ofrecer una manera fácil e infalible, de saber que las pruebas rápidas de COVID-19 funcionan correctamente y se puede confiar en sus resultados.

Nanoingenieros de la Universidad de California en San Diego (La Jolla, CA, EUA), desarrollaron nanopartículas similares al coronavirus que servirían como algo llamado control positivo para las pruebas de COVID-19. Los controles positivos son muestras que siempre dan positivo. Se ejecutan y analizan junto con las muestras de los pacientes para verificar que las pruebas de COVID-19 funcionan de manera consistente y según lo previsto. Los controles positivos desarrollados en la UC San Diego ofrecen varias ventajas sobre los que se usan actualmente en las pruebas de COVID-19: no necesitan refrigeración; son fáciles de fabricar; pueden incluirse en todo el proceso de prueba de principio a fin, como una muestra de un paciente; y debido a que no son muestras de virus reales de pacientes con COVID-19, no representan un riesgo de infección para las personas que realizan las pruebas.

Imagen: Las nanopartículas similares al coronavirus, hechas de virus de plantas y bacteriófagos, podrían servir como controles positivos para la prueba RT-LAMP (Fotografía cortesía de Soo Khim Chan)
Imagen: Las nanopartículas similares al coronavirus, hechas de virus de plantas y bacteriófagos, podrían servir como controles positivos para la prueba RT-LAMP (Fotografía cortesía de Soo Khim Chan)

Los nuevos controles positivos son esencialmente pequeñas capas de virus, hechas de virus de plantas o bacteriófagos, que albergan segmentos de ARN de coronavirus en su interior. Los segmentos de ARN incluyen sitios de unión para ambos cebadores utilizados en las pruebas de PCR y LAMP. Su trabajo se basa en una versión anterior de los controles positivos desarrollados para la prueba RT-PCR, que es el estándar de oro para las pruebas COVID-19. Los controles positivos en el nuevo estudio se pueden usar no solo para la prueba de RT-PCR, sino también para una prueba más barata, simple y rápida llamada prueba RT-LAMP, que se puede realizar en el lugar y proporcionar resultados en aproximadamente una hora. Tener una herramienta resistente para garantizar que estas pruebas se ejecuten con exactitud, especialmente para ensayos de diagnóstico de baja tecnología como la RT-LAMP, es fundamental. Podría ayudar a permitir pruebas rápidas y masivas de COVID-19 en áreas de bajos recursos, desatendidas y otros lugares que no tienen acceso a equipos de prueba sofisticados, reactivos especializados y profesionales capacitados.

Como siguiente paso, los investigadores buscan asociarse con la industria para implementar esta tecnología. Los controles positivos se pueden adaptar a cualquier ensayo RT-PCR o RT-LAMP establecido y su uso ayudaría a negar lecturas falsas. Además, estos controles positivos se pueden producir fácilmente en grandes cantidades mediante el cultivo molecular en plantas o la fermentación de cultivos microbianos, lo que es una buena noticia para traducirlos a la fabricación a gran escala.

"Con la aparición de mutantes y variantes, las pruebas continuas serán imperativas para mantener a la población segura", dijo Nicole Steinmetz, profesora de nanoingeniería en la UC San Diego, quien dirigió el estudio. "La nueva tecnología podría resultar útil en particular para las pruebas en el hogar, que pueden tener una mayor tasa de lecturas falsas debido a las condiciones experimentales menos controladas".

Enlace relacionado:
Universidad de California en San Diego


Últimas COVID-19 noticias