Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

HospiMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Cuidados Criticos Téc. Quirúrgica Cuidados de Pacientes TI Negocios

Perry Health

Prueba nueva para la COVID-19 examina saliva o frotis nasales con sondas especializadas para la detección de secuencias de ARN del SARS-CoV-2

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 28 Feb 2021
Una prueba desarrollada recientemente tiene la capacidad de analizar y detectar los muchos cambios sutiles que pueden ocurrir en el genoma viral del SARS-CoV-2, las llamadas variantes, como las identificadas por primera vez en el Reino Unido y Sudáfrica.

La técnica, desarrollada por investigadores de Johns Hopkins Medicine (Baltimore, MD, EUA), escanea muestras biológicas, incluyendo saliva o hisopos nasales, con sondas de ADN especializadas que tamizan a través de un “bosque” complejo de secuencias de ARN. Las sondas pueden detectar secuencias de ARN específicas de virus y otros patógenos causantes de enfermedades. El equipo denominó su prueba “cRASL-seq” (pronunciado krazzle-sik), que significa selección de hibridación de oligonucleótidos mediada por ARN de captura y ligación con secuenciación de ADN de próxima generación.

Imagen: Las sondas y las perlas magnéticas capturan el ARN relacionado con el SARS-CoV-2 (Fotografía cortesía de Johns Hopkins Medicine)
Imagen: Las sondas y las perlas magnéticas capturan el ARN relacionado con el SARS-CoV-2 (Fotografía cortesía de Johns Hopkins Medicine)

La prueba cRASL-seq utiliza instrumentos de secuenciación de ADN, que pueden analizar de cientos a miles de muestras a la vez. Según los científicos, cada prueba puede detectar no solo el SARS-CoV-2, sino muchos otros organismos infecciosos. Además, la prueba cRASL-seq omite un paso que se requiere con la mayoría de las pruebas disponibles actualmente para el SARS-CoV-2. La mayoría de las pruebas se basan en kits de purificación de ARN, que a menudo han escaseado, lo que dificulta los esfuerzos para analizar grandes franjas de personas. La nueva prueba no se basa en dichos kits de purificación. Por el contrario, utiliza sondas específicas y perlas magnéticas para capturar el ARN objetivo al mismo tiempo que las sondas de detección se unen al ARN viral. El equipo mejora cada vez más la tecnología cRASL-seq, ampliando la prueba para detectar organismos adicionales y nuevas variantes del SARS-CoV-2 a medida que surgen.

“Detectar y rastrear los cambios genéticos asociados con estas nuevas cepas es una prioridad enorme”, afirma Ben Larman, Ph.D., profesor asistente de patología y director del Laboratorio de Inmunología de Precisión dentro del Instituto de Ingeniería Celular de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. “Los instrumentos de secuenciación ya son omnipresentes. Este tipo de prueba de laboratorio podría ser adoptada por centros de todo el mundo para detectar patógenos emergentes e incluso elementos de resistencia asociados con las infecciones bacterianas y fúngicas”.

Enlace relacionado:
Johns Hopkins Medicine


Últimas COVID-19 noticias