Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Monitor fetal continuo podría prevenir millones de mortinatos

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 27 Aug 2019
Un estudio nuevo indica que los sensores inerciales disponibles en el mercado podrían extraer la frecuencia cardíaca fetal (FCF) de forma continua y no invasiva.

En desarrollo en el Instituto de Tecnología Stevens (Hoboken, NJ, EUA) y la Universidad de Nueva York (NYU, EUA), el nuevo monitor para la FCF se basa en el sismocardiograma (SCG) y los registros de giroscopios (GCG) recopilados de sensores inerciales que se utilizan actualmente para reorientar las imágenes mostradas en un teléfono inteligente cuando se gira a una posición horizontal o vertical. El monitor se basa en una configuración que capta las señales de los sensores de inercia colocados en tres puntos del abdomen de la madre, y luego extrae la FCF de un cepstrum fusionado de grabaciones de todos los sensores.

Imagen: Una nueva investigación afirma que los monitores portátiles pueden detectar sufrimiento fetal (Fotografía cortesía de Shutterstock).
Imagen: Una nueva investigación afirma que los monitores portátiles pueden detectar sufrimiento fetal (Fotografía cortesía de Shutterstock).

El nuevo monitor se evaluó con experimentos en diez mujeres embarazadas en posición supina, sentada y de pie y se compararon los resultados con las lecturas de cardiotocografía fetal (fCTG), registradas simultáneamente, que se basan en la ecografía Doppler. Al hacer coincidir las dos modalidades, se encontró que la fiabilidad era bastante comparable, con la posición supina mostrando la correlación más alta. Otra ventaja es que el monitor mide los movimientos fetales sin la participación activa de la madre. Los investigadores afirman que poder evaluar tanto la FCF como el movimiento al mismo tiempo podría ayudar a descartar sufrimiento fetal. El estudio fue publicado el 24 de julio de 2019 en la revista IEEE Sensors Journal.

“Casi un tercio de las muertes fetales ocurren en ausencia de factores de complicación; nuestro dispositivo podría informar a una mujer embarazada el riesgo de complicación para su feto y si necesita ir al médico”, dijo el autor principal, Negar Tavassolian, PhD del Instituto de Tecnología Stevens. “Se podrían usar los sensores de inercia ponibles potencialmente para extraer la FCF fuera de la clínica, con métricas de exactitud y confiabilidad comparables a otras modalidades, como la fCTG. Nuestros monitores también son completamente pasivos, por lo que no hay problemas de salud”.

Una FCF normal generalmente oscila entre 120 y 160 latidos por minuto (lpm) en el período dentro del útero. Es medible ecográficamente desde aproximadamente seis semanas y el rango normal varía durante la gestación, aumentando a alrededor de 170 lpm a las 10 semanas y disminuyendo desde entonces a alrededor de 130 lpm a término.

Enlace relacionado:
Instituto de Tecnología Stevens
Universidad de Nueva York



Últimas Cuidados de Pacientes noticias