Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Dispositivo bioelectrónico trata a los pacientes espásticos y paralíticos

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 12 Aug 2019
Una terapia no invasiva que combina la estimulación de corriente continua transespinal (tsDCS) y la estimulación de corriente continua del nervio periférico (pDCS) proporciona un método novedoso para tratar la espasticidad posterior al accidente cerebrovascular.

El MyoRegulator de PathMaker Neurosystems (Boston, MA, EUA) es un dispositivo controlado por microprocesador alimentado por baterías recargables, que proporciona estimulación pareada tsDCS + pDCS para suprimir las neuronas espinales hiperexcitables involucradas con la espasticidad. Se utilizan dos pares de electrodos de esponja empapados con solución salina antes de la aplicación. Un conjunto de electrodos suministra hasta 4 mA de tsDCS, con el ánodo colocado en la columna vertebral al nivel C6, y el cátodo colocado sobre la cresta ilíaca. En el conjunto de electrodos pDCS, el ánodo se coloca proximal al cátodo, en el nervio mediano, entregando 1 mA de corriente continua.

Imagen: Un dispositivo nuevo suprime las neuronas espinales hiperexcitables (Fotografía cortesía de PathMaker Neurosystems).
Imagen: Un dispositivo nuevo suprime las neuronas espinales hiperexcitables (Fotografía cortesía de PathMaker Neurosystems).

En un estudio de diseño cruzado, simple ciego, controlado por simulación, que incluyó a 23 pacientes con hemiparesia de las extremidades superiores y espasticidad de la muñeca al menos 6 meses después de su accidente cerebrovascular inicial, los resultados mostraron reducciones significativas y duraderas del grupo desde el inicio en las puntuaciones de la Escala Tardieu Modificada y la medición objetiva de la resistencia muscular en el flexor de la muñeca después del tratamiento activo, en comparación con el simulacro. La función motora también mejoró significativamente, incluso sin actividad adicional prescrita o entrenamiento. El estudio fue publicado en la edición de julio de 2019 de la revista Bioelectronic Medicine.

“Los enfoques farmacológicos actuales para controlar la espasticidad tienen, en el mejor de los casos, eficacia a corto plazo, se ven confundidos por los efectos adversos y a menudo, son desagradables para el paciente”, dijo el coautor del estudio, el profesor Zaghloul Ahmed, PhD, presidente del departamento de fisioterapia en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (NY, EUA) y fundador científico de PathMaker Neurosystems. “Los resultados iniciales del estudio demuestran el potencial de un tratamiento nuevo, no invasivo, para reducir la espasticidad y mejorar la recuperación funcional en pacientes con síndrome de la neurona motora superior después de un accidente cerebrovascular”.

La espasticidad es un trastorno de control muscular causado por un desequilibrio entre las señales enviadas por el sistema nervioso central (SNC) a los músculos. A menudo se encuentra en personas con parálisis cerebral, lesión cerebral traumática (LCT), lesión de la médula espinal, accidente cerebrovascular y esclerosis múltiple (EM). Se caracteriza por un aumento del tono muscular, reflejos hiperactivos, movimientos involuntarios como espasmos y clonus, dolor, postura anormal, contracturas y deformidades óseas y articulares. La espasticidad presenta un desafío difícil y actualmente se maneja principalmente con agentes farmacológicos y neurotoxinas botulínicas inyectadas.

Enlace relacionado:
PathMaker Neurosystems


Últimas Cuidados de Pacientes noticias