Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Fumadoras enfrentan un riesgo de infarto STEMI significativamente más alto

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 10 Jul 2019
De acuerdo con un estudio nuevo, las mujeres fumadoras tienen un riesgo significativamente mayor de sufrir un ataque cardíaco importante en comparación con los hombres, especialmente las mujeres menores de 50 años.

Investigadores de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) y los Hospitales de Enseñanza de Sheffield (STH; Reino Unido) realizaron un estudio ecológico retrospectivo con pacientes en la región de Yorkshire del Sur que se presentaron con infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST (STEMI), entre enero de 2009 y julio de 2014; en total, identificaron 3.343 pacientes. El porcentaje de fumadores actuales fue similar entre los sexos (46,8% de las pacientes femeninas y 47,6% de los pacientes masculinos). El objetivo del estudio fue diferenciar el efecto del hábito de fumar en el aumento del riesgo de STEMI entre los sexos.

Imagen: Un estudio nuevo afirma que fumar aumenta el riesgo de ataque cardíaco en mujeres jóvenes (Fotografía cortesía de Shutterstock).
Imagen: Un estudio nuevo afirma que fumar aumenta el riesgo de ataque cardíaco en mujeres jóvenes (Fotografía cortesía de Shutterstock).

Los resultados revelaron que fumar aumentaba el riesgo de STEMI en todos los pacientes, independientemente de la edad o el sexo; sin embargo, el riesgo fue mayor en las mujeres, en todos los grupos de edad. La mayor varianza de riesgo relativo (RR) entre hombres y mujeres fumadoras fue en el grupo de 50 a 64 años, pero el mayor aumento de riesgo en ambos sexos fue en el grupo de 18 a 49 años. Las mujeres fumadoras en este grupo de edad tenían un riesgo 13 veces mayor de STEMI en comparación con sus mujeres contemporáneas que no fuman. Los fumadores varones jóvenes tenían un riesgo 8,6 veces mayor.

Se sugirieron varias razones posibles, incluyendo que fumar puede disminuir los niveles de estrógeno en suero, que se sabe que tiene efectos protectores contra la aterosclerosis. Además, los hombres tienen arterias coronarias más grandes que las mujeres, por lo que la inflamación crónica provocada por el hábito de fumar puede provocar un mayor grado de estrechamiento arterial en las mujeres que en los hombres. Pero a pesar del aumento del riesgo, descubrieron que los fumadores pueden reducir su riesgo al de un nunca fumador en tan solo un mes después de dejar de fumar. El estudio fue publicado en la edición de julio de 2019 de la revista Journal of the American College of Cardiology (JACC).

“Nuestro estudio encontró que dejar de fumar, independientemente de la edad o el sexo, reduce el riesgo de STEMI al de un nunca fumador, posiblemente al cabo de un mes”, dijo el autor principal, Ever Grech, MD, cardiólogo intervencionista del STH Centro Cardiotorácico de Yorkshire del Sur (Sheffield, Reino Unido). “Los pacientes que fuman merecen estímulo para abandonar su hábito, y este estudio agrega evidencia cuantitativa a los enormes beneficios de hacerlo”.

El humo del cigarrillo contiene más de 4.000 sustancias diferentes, algunas de las cuales promueven enfermedades cardiovasculares, aumento de la presión arterial, frecuencia cardíaca y resistencia vascular sistémica elevada. Otros causan problemas respiratorios, interfiriendo con el consumo, transporte y entrega de oxígeno, además de interferir con el metabolismo de los medicamentos. También causan interferencia con la función respiratoria durante y después de la anestesia.

Enlace relacionado:
Universidad de Sheffield
Hospitales de Enseñanza de Sheffield



Últimas Cuidados de Pacientes noticias