Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

HospiMedica

Deascargar La Aplicación Móvil

Cámara de crioterapia nueva ofrece beneficios curativos y restaurativos

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 18 Nov 2019
Una cámara nueva de crioterapia para todo el cuerpo utiliza temperaturas bajo cero para estimular los sistemas circulatorio, nervioso y energético dentro del cuerpo, desencadenando los procesos de curación, recuperación y longevidad.

La Cámara CryoPod (Cumbria, Reino Unido) envuelve una gama de tecnologías avanzadas, que incluyen aire súper frío, 100% respirable, conectividad Wi-Fi incorporada, pantallas táctiles LCD de última generación, acceso mediante tarjetas de identificación con radiofrecuencia (RFID) y un sistema de monitorización biométrico personalizado con pantallas, tanto dentro como fuera de la cámara, para proporcionar información en tiempo real a los usuarios y al personal. Los resultados también se pueden transferir y acceder de forma remota para permitir datos de análisis detallados de la experiencia de los clientes.

Imagen: La monitorización biométrica completa garantiza la seguridad de la crioterapia (Fotografía cortesía de CryoPod).
Imagen: La monitorización biométrica completa garantiza la seguridad de la crioterapia (Fotografía cortesía de CryoPod).

Las sesiones de crioterapia de tres minutos de todo el cuerpo exponen al cuerpo a temperaturas tan bajas como menos 140 grados centígrados para promover la recuperación y el desempeño, reducir la inflamación en el cuerpo a través del aumento de la actividad antiinflamatoria de la noradrenalina y el aumento del nivel de endorfinas, que ayudan a elevar el estado de ánimo y reducir el estrés. La tecnología de enfriamiento de vanguardia asegura que el usuario nunca esté en contacto directo con los vapores de nitrógeno y el aire gasiforme, ya que rodea al titular con aire súper enfriado, en lugar de vapor de nitrógeno líquido directo.

“Nos asociamos con ingenieros de clase mundial con el objetivo de eliminar las preocupaciones de seguridad de la crioterapia”, dijo Karl Benn, director de Cryopod, al hablar de los pasos que tomaron para garantizar la seguridad de los usuarios. “A diferencia de las criosaunas directas, que usan nitrógeno para enfriar a los usuarios directamente, Cryopod utiliza un intercambiador de calor, por lo que el cliente solo está parado en aire respirable súper enfriado”.

La crioterapia de cuerpo entero se desarrolló en Japón en la década de 1970 como un método para tratar la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple. Implica la inmersión del cuerpo en una unidad de crioterapia, dejando únicamente la cabeza expuesta. Durante la crioterapia, la reacción natural del cuerpo al frío extremo es la vasodilatación, lo que hace que se eliminen las moléculas antiinflamatorias y las toxinas endorfinas de los tejidos periféricos, con el resultado de sangre enriquecida con oxígeno, enzimas y nutrientes.

Enlace relacionado:
CryoPod


Últimas Cuidados Criticos noticias