Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Dispositivo para antídoto de opioides revierte automáticamente las sobredosis

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 03 Sep 2019
Un estudio nuevo describe cómo un dispositivo portátil subcutáneo de bajo costo puede detectar una sobredosis de opioides y desencadenar un suministro de naloxona de emergencia.

Desarrollado en la Universidad de Purdue (Lafayette, IN, EUA), el Dispositivo Portátil de Antídoto para los Opioides se compone de un sensor adhesivo en el pecho que mide la respiración y la frecuencia cardíaca y extrae la frecuencia cardíaca, un microcontrolador en un brazalete que recibe la señal del parche del monitor y un dispositivo de aplicación colocado por vía subcutánea que se activa utilizando un campo magnético variable en el tiempo aplicado externamente. Una vez que se detecta una falla respiratoria inducida por una sobredosis, el dispositivo se activa y desencadena un campo magnético alterno que genera calor para derretir la cápsula y liberar el medicamento.

Imagen: El dispositivo portátil de antídoto para los opioides (Fotografía cortesía de la Universidad de Purdue).
Imagen: El dispositivo portátil de antídoto para los opioides (Fotografía cortesía de la Universidad de Purdue).

Una evaluación inicial demostró que el dispositivo puede liberar 1,9 mg de fármaco en polvo en 60 segundos y hasta 8,8 mm durante una sesión de diez minutos. Según los investigadores, el dispositivo puede estabilizar a un usuario en 10 segundos, dándoles a los que hacen una sobredosis únicamente o a los que quedan incapacitados, el tiempo suficiente como para recibir atención médica. Los investigadores también planean construir un sistema de comunicaciones en el dispositivo que alertará automáticamente a los servicios de emergencia cuando el paciente haya sufrido una sobredosis. El estudio fue publicado en la edición de julio de 2019 de la revista Journal of Controlled Release.

“La idea es poder medir la frecuencia de la respiración utilizando un sensor portátil y luego poder usarlo como un umbral para desencadenar la liberación del antídoto que se implantará debajo de la piel”, dijo el ingeniero biomédico y autor principal, Hyowon Lee, PhD. “El antídoto siempre está contigo. El dispositivo no requerirá que usted reconozca que tiene una sobredosis o que se inyecte naloxona, manteniéndolo estable el tiempo suficiente como para que lleguen los servicios de emergencia”.

La naloxona se usa para contrarrestar los efectos de las sobredosis de opioides, por ejemplo, heroína o morfina, y se usa específicamente para contrarrestar la depresión del sistema nervioso central (SNC) y del sistema respiratorio que ponen en peligro la vida. Se ha utilizado durante más de 40 años para revertir la depresión respiratoria debido a una sobredosis de opioides, pero ha sido utilizado principalmente por los servicios médicos de emergencia en forma de inyección.

Enlace relacionado:
Universidad de Purdue


Últimas Cuidados Criticos noticias