Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Tecnología de oclusión mide con exactitud el nivel de hemoglobina

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 31 Jul 2019
Un nuevo monitor de analitos sanguíneos no invasivos mide el nivel de hemoglobina (Hb) en sangre, la saturación de oxígeno (SpO2) y los valores de frecuencia del pulso.

El monitor de análisis de sangre no invasivo OrSense (Petaj Tikva; Israel), NBM-200, está compuesto por una sonda detectora en forma de anillo reutilizable que cabe en un pulgar y un monitor de escritorio portátil que calcula y muestra el resultado de la medición en una pantalla LCD fácil de leer. El sistema utiliza la tecnología patentada de espectroscopía de oclusión, SpectOLight, que ofrece una alternativa indolora a las pruebas de sangre invasivas tradicionales. La prueba no invasiva no solo es exacta, sino que también reduce el riesgo de infección, ya que no se extrae sangre y también es respetuosa con el medio ambiente, ya que no se utilizan consumibles, como lancetas y guantes.

Imagen: La sonda detectora en forma de anillo NBM-200 (Fotografía cortesía de OrSense).
Imagen: La sonda detectora en forma de anillo NBM-200 (Fotografía cortesía de OrSense).

Incorporando la misma tecnología de oclusión que la NBM 200, pero centrándose en las aplicaciones hospitalarias, el sistema NBM 200MP permite la monitorización tanto puntual como continua del paciente con límites de alarma ajustables para la oximetría y la frecuencia del pulso, además de proporcionar señales de alarma visibles y audibles. El NBM 200MP se puede operar opcionalmente usando una tableta dedicada o un SmartPhone a través de una aplicación de software que permite la entrada de datos asistida por lector de códigos de barras o en pantalla, la recolección de datos local y/o remota y la transferencia de archivos de datos a un sistema de control externo.

“Los donantes mencionan a menudo que la punción en el dedo es la parte más dolorosa del proceso de donación de sangre”, dijo Yoav Reisman, director ejecutivo de OrSense. “La medición de hemoglobina NBM200 es indolora y representa un beneficio para los donantes de sangre y las organizaciones de bancos de sangre; hace que la experiencia del donante de sangre sea más cómoda y proporciona operaciones más eficientes y de menor costo para los centros de recolección de sangre”.

La espectroscopia de oclusión funciona aplicando presión para ocluir temporalmente el flujo sanguíneo en un dedo, creando así una nueva dinámica sanguínea, que genera una señal óptica fuerte y única, que es totalmente específica de la sangre. El análisis de la señal proporciona una medida de hemoglobina, el pulso, la oximetría (incluso en niveles graves de perfusión baja) y otras mediciones. Las señales de transmisión a través del dedo ocluido superan una barrera tecnológica clave relacionada con la baja relación señal/ruido, debido a una perfusión periférica deficiente o comprometida, interferencias de ruido inducido por el movimiento y otros artefactos.

Enlace relacionado:
OrSense


Últimas Cuidados Criticos noticias