Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

HospiMedica

Deascargar La Aplicación Móvil

Telemetría cardiaca mejora la detección de la FA después de una apoplejía

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 30 Jul 2019
Un estudio nuevo describe cómo los datos de telemetría de electrocardiograma (ECG) se analizan en una matriz tridimensional (3D) para permitir un análisis más exacto de la onda P.

Desarrollado en la Universidad de Michigan (U-M; Ann Arbor, EUA), la electrocardiomatriz fue diseñada para convertir señales bidimensionales del ECG de un paciente en un mapa de calor en 3D para brindar una detección rápida e intuitiva de las arritmias cardíacas. Para probar la tecnología, los investigadores de la U-M realizaron un estudio observacional prospectivo que analizó datos de 265 pacientes con accidente cerebrovascular isquémico y ataque isquémico transitorio (AIT), entre abril de 2017 y enero de 2018. Los episodios de fibrilación auricular (FA) que duraron más de 30 segundos se identificaron a través de la revisión de matrices de la electrocardiomatriz por un no cardiólogo.

Imagen: Un ejemplo de una electrocardiomatriz con eventos marcados (Foto cortesía de la U-M).
Imagen: Un ejemplo de una electrocardiomatriz con eventos marcados (Foto cortesía de la U-M).

Los resultados de la electrocardiomatriz se compararon con la FA identificada directamente por un cardiólogo mediante telemetría estándar. Los resultados revelaron que la electrocardiomatriz identificó con éxito la FA en 260 (98%) de los casos. El valor predictivo positivo de la electrocardiomatriz, comparada con la documentación clínica, fue del 86% en general y del 100% en un subconjunto de pacientes sin antecedentes de FA. Para los cinco casos falsos positivos y cinco falsos negativos, la descripción de los expertos no estuvo de acuerdo con la documentación clínica y confirmó el diagnóstico basado en la electrocardiomatriz. El estudio fue publicado el 1 de julio de 2019 en la revista Stroke.

“La electrocardiomatriz va más allá de la telemetría cardiaca estándar al examinar grandes cantidades de datos de telemetría, de una manera que es tan detallada que no es práctico para los médicos individuales intentarlo”, dijo el autor principal y coinventor de la electrocardiomatriz, Jimo Borjigin, PhD, del departamento de fisiología molecular e integración en la facultad de medicina de la U-M. “Es importante destacar que el método de identificación de electrocardiomatrices fue altamente exacto para los 212 pacientes que no tenían antecedentes de FA. Este grupo es más relevante clínicamente, debido a la importancia de determinar si los pacientes con accidente cerebrovascular tenían una FA no detectada previamente”.

“Después de una apoplejía, los neurólogos tienen la tarea de identificar qué factores de riesgo pueden haber contribuido con el fin de hacer todo lo posible para prevenir otro evento similar. Eso hace que la detección de latidos cardíacos irregulares sea una preocupación urgente para estos pacientes”, dijo el autor principal y profesor de neurología, Devin Brown, MD. “Como un médico no puede revisar razonablemente cada latido del corazón, la tecnología de monitorización actual marca las frecuencias cardíacas que son demasiado altas. Una identificación más precisa de la FA debería traducirse en la prevención de más accidentes cerebrovasculares”.

Enlace relacionado:
Universidad de Michigan


Últimas Cuidados Criticos noticias