Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Vendaje con campos eléctricos altera la infección con biopelículas

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 11 Jun 2019
Un estudio nuevo describe cómo un apósito con base en campos eléctricos altera la infección bacteriana por biopelículas de especies mixtas y restaura la curación funcional de las heridas.

Desarrollado por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio (OSU, Columbus, EUA) y la Universidad de Indiana (Bloomington, IN, EUA), el apósito electrocéutico inalámbrico (WED, por sus siglas en inglés) implica el depósito estampado de plata (Ag) y zinc (Zn) en la tela de los apósitos. Cuando se humedece, el WED genera un campo eléctrico débil (sin fuente de alimentación externa), y se puede usar como cualquier otro apósito desechable. El vendaje genera electroquímicamente, por sí mismo, un voltio de electricidad al entrar en contacto con fluidos corporales, como el líquido de las heridas o la sangre, una corriente que no es suficiente para herir o electrocutar al paciente.

Imagen: El apósito WED genera una corriente eléctrica débil cuando está húmedo (Fotografía cortesía de Chandan Sen/OSU).
Imagen: El apósito WED genera una corriente eléctrica débil cuando está húmedo (Fotografía cortesía de Chandan Sen/OSU).

Para probar la eficacia del apósito, los investigadores utilizaron un modelo de infección por biopelícula polimicrobiana de herida crónica porcina, con inoculación de las bacterias, Pseudomonas aeruginosa y Acinetobacter baumannii. Las heridas se trataron con un apósito placebo o WED, dos veces por semana, durante 56 días. Los resultados mostraron que WED previno y afectó los agregados de biopelículas de la herida y aceleró el cierre funcional de la herida restaurando la función de barrera de la piel. Además, combatió la inflamación inducida por biopelículas al sortear la activación del factor nuclear kappa B y sus respuestas de citoquinas aguas abajo. El estudio fue publicado el 1 de abril de 2019 en la revista Annals of Surgery.

“Esto muestra por primera vez que la biopelícula bacteriana se puede interrumpir mediante el uso de un vendaje electrocéutico”, dijo el autor principal, Chandan Sen, PhD, de la OSU. “Esto tiene implicaciones en la cirugía, ya que la presencia de biopelículas puede llevar a muchas complicaciones en los resultados quirúrgicos exitosos. Dichos textiles pueden ser un sustituto de los tejidos hospitalarios, una fuente importante de infecciones adquiridas en el hospital”.

Las biopelículas protegen a las comunidades bacterianas a través de sustancias poliméricas extracelulares (SPE) que forman una matriz que sirve como una barrera de difusión con el fin de limitar la penetración de antibióticos e inmovilizarlos. La barrera difusiva, también produce gradientes de nutrientes que causan un crecimiento reducido e inactividad metabólica en partes de la comunidad de biopelículas, permitiendo que surjan células persistentes, particularmente en las biopelículas bacterianas gramnegativas, ya que sus membranas celulares están compuestas por lipopolisacáridos que limitan aún más la penetración de antibióticos.

Enlace relacionado:
Universidad Estatal de Ohio
Universidad de Indiana



Últimas Cuidados Criticos noticias