Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

Los practicantes de yoga con osteoporosis deben evitar las posiciones de columna

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 13 Mar 2019
Investigadores de la Clínica Mayo (Rochester, MN, EUA) realizaron un estudio con 89 pacientes tratados entre el 1 de enero de 2006 y el 31 de diciembre de 2018, revisando retrospectivamente sus historias clínicas para analizar las lesiones identificadas como directamente asociadas con la práctica de yoga. Las lesiones se clasificaron como lesiones de tejidos blandos, lesiones axiales no óseas y lesiones óseas. Todos los pacientes fueron evaluados para identificar posturas de yoga específicas que se consideraron perjudiciales, con 12 posturas identificadas como causantes de la mayoría del daño involucrado con la hiperflexión y la hiperextensión de la columna vertebral.

Los resultados revelaron que dentro del grupo con lesión de partes blandas, el 74,2% tenía dolor miofascial mecánico debido al uso excesivo, se observó una lesión del manguito rotador en el 6,7% y una bursopatía trocantérica en un paciente. En el grupo de lesión axial no ósea, la acerbación del dolor en la enfermedad articular degenerativa se observó en el 51,7%, la artropatía facetaria en otro 38,2% y la radiculopatía en cinco pacientes. Dentro de la categoría de lesión ósea, la cifoescoliosis, la espondilolistesis, el bloqueo anterior y las fracturas por compresión estuvieron casi igualmente presentes. El estudio fue publicado el 18 de febrero de 2019 en la revista Mayo Clinic Proceedings.

Imagen: Un estudio nuevo advierte que las posturas de yoga que flexionan la columna vertebral más allá de sus límites pueden aumentar el riesgo de fracturas por compresión en personas que padecen osteoporosis (Fotografía cortesía de Getty Images).
Imagen: Un estudio nuevo advierte que las posturas de yoga que flexionan la columna vertebral más allá de sus límites pueden aumentar el riesgo de fracturas por compresión en personas que padecen osteoporosis (Fotografía cortesía de Getty Images).

“El yoga tiene muchos beneficios; mejora el equilibrio, la flexibilidad, la fuerza y es una buena actividad social. Pero si tiene osteoporosis u osteopenia, debe modificar las posturas para que se adapten a su condición”, dijo el especialista principal en rehabilitación, Mehrsheed Sinaki, MD, de la Clínica Mayo. “Se debe tener cuidado al realizar posiciones con flexión y extensión espinales extremas. A medida que las personas envejecen, se pueden beneficiar al obtener una revisión de sus viejos regímenes de ejercicio para evitar lesiones no deseadas. Los médicos deben considerar este riesgo cuando se habla del yoga como ejercicio”.

El yoga es un grupo de prácticas o disciplinas físicas, mentales y espirituales, que se originaron en la antigua India. En el mundo occidental, a menudo se lo identifica con el Hatha yoga, que incluye la práctica física de posturas que enfatizan el detalle, la precisión y la alineación en el desempeño de la postura (asana) y el control de la respiración (pranayama). El desarrollo de la fuerza, la movilidad y la estabilidad se obtiene a través de la práctica de las asanas.

Enlace relacionado:
Clínica Mayo


Últimas Cuidados Criticos noticias



SonoScape Co., Ltd.