Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

HospiMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Cuidados Criticos Téc. Quirúrgica Cuidados de Pacientes TI Negocios

Perry Health

Anticuerpo monoclonal altamente potente recientemente identificado contra el SARS-CoV-2 neutraliza todas las variantes de preocupación de la COVID-19

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 14 Oct 2021

Los científicos han descubierto un anticuerpo monoclonal muy potente que se dirige a la proteína Spike del SARS-CoV-2 y es eficaz para neutralizar todas las variantes de preocupación identificadas hasta la fecha, incluida la variante Delta.

El anticuerpo recientemente identificado fue aislado por científicos del Hospital Universitario de Lausana (Lausana, Suiza) y EPFL (Lausana, Suiza) utilizando linfocitos de pacientes con COVID-19 inscritos en el estudio ImmunoCoV. Este anticuerpo es uno de los más potentes identificados hasta ahora contra el SARS-CoV-2.


Ilustración
Ilustración

La caracterización estructural del anticuerpo indica que se une a un área que no está sujeta a mutaciones de la proteína Spike. A través de esta estrecha interacción, el anticuerpo bloquea la unión de la proteína Spike a las células que expresan el receptor ACE2, que es el receptor que el virus usa para ingresar e infectar las células pulmonares. Eso significa que el anticuerpo detiene el proceso de replicación viral, lo que permite que el sistema inmunológico del paciente elimine el SARS-CoV-2 del cuerpo. Este mecanismo de protección fue probado a través de pruebas in vivo en hámsteres; las muestras a las que se les administró el anticuerpo estuvieron protegidas contra la infección incluso después de recibir una dosis altamente infecciosa.

Además de sus propiedades antivirales, el nuevo anticuerpo está diseñado para tener un efecto duradero en humanos. Un anticuerpo típico inalterado proporciona protección hasta por 3-4 semanas. Pero este nuevo puede proteger a los pacientes durante 4-6 meses. Eso lo convierte en una opción de tratamiento preventivo interesante para las personas en riesgo no vacunadas o para las personas vacunadas que no pueden producir una respuesta inmunitaria. Los pacientes inmunodeprimidos, los receptores de trasplantes de órganos y los que padecen ciertos tipos de cáncer podrían protegerse contra el SARS-CoV-2 al recibir inyecciones de anticuerpos dos o tres veces al año.

El descubrimiento de este nuevo anticuerpo marca un gran paso adelante en la lucha contra la COVID-19. Abre la puerta a tratamientos mejorados para formas graves de la enfermedad y a medidas profilácticas mejoradas, especialmente para pacientes con sistemas inmunitarios debilitados. Sin embargo, este anticuerpo no está destinado a reemplazar las vacunas COVID-19, que siguen siendo la forma más eficaz de prevenir la infección. Los investigadores ahora planean aprovechar estos resultados prometedores en asociación con una empresa de nueva creación que llevará a cabo el desarrollo clínico y la producción del fármaco que contiene anticuerpos, a través de acuerdos de cooperación y propiedad intelectual. Los ensayos clínicos del fármaco deberían comenzar a finales de 2022.

Enlaces relacionados:
Hospital Universitario de Lausana
EPFL


Últimas COVID-19 noticias