Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

HospiMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Cuidados Criticos Téc. Quirúrgica Cuidados de Pacientes TI Negocios

Perry Health

Prueba rápida para las variantes de COVID-19 acelera el rastreo de las mutaciones del SARS-CoV-2 de semanas a horas

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 28 Sep 2021
Los esfuerzos de los investigadores para identificar y rastrear variantes del virus SARS-CoV-2 han llevado a la creación e implementación futura de un nuevo método para “tomar huellas digitales” de todas las mutaciones de la COVID-19, actualmente conocidas.

El método, desarrollado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington (Seattle, Washington, EUA), identifica la presencia de docenas de mutaciones a la vez y solo requiere tres ingredientes: una tira reactiva, un instrumento termociclador común y una muestra de análisis procesada. Al entrar en contacto con la muestra, la varilla registra qué variante está presente mediante la aparición de una serie de líneas o bandas. Cada variante conocida de interés y preocupación tiene un patrón de banda correlativo, que el administrador de la prueba puede hacer coincidir con la muestra.

ilustración
ilustración

Actualmente, el método definitivo para rastrear variantes del virus, incluida la variante delta, se realiza mediante secuenciación genómica. El proceso es minucioso, pero puede tardar hasta dos semanas en recolectar un lote suficientemente grande de muestras y producir resultados. El nuevo método proporciona resultados de alta resolución mucho más rápidamente, con una o pocas muestras a disposición. Una subvención otorgada a través de los Institutos Nacionales de Salud ha impulsado el desarrollo de la prueba, que también incluirá un componente de código de barras que se puede escanear a través de una aplicación de teléfono inteligente. La aplicación conecta al usuario a una base de datos de todas las huellas dactilares de las variantes. Los termocicladores preprogramados y con batería también estarán disponibles para su distribución con materiales de análisis.

La prueba ya está disponible como un prototipo en forma de servicio del mismo día al día siguiente en el laboratorio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en forma colaborativa, mientras que una distribución más amplia del kit completo para epidemiólogos clínicos e investigadores podría estar disponible en el invierno. El método también fue diseñado con una habilidad clave: potencialmente rastrear nuevas variantes a medida que surgen, según los investigadores.

“Es una prueba rápida. Podemos identificar la variante dentro de las dos horas posteriores a la toma de la muestra”, dijo el profesor de microbiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, Evgeni Sokurenko. “Con la aparición de nuevas variantes, en general, lo que vemos ahora implica una nueva combinación de las mutaciones conocidas. Entonces podremos detectar con esta prueba, [la] aparición de nuevas combinaciones de mutaciones, es decir, nuevas variantes”.

Enlace relacionado:
Facultad de Medicina de la Universidad de Washington


Últimas COVID-19 noticias