Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.

HospiMedica

Deascargar La Aplicación Móvil
Noticias Recientes COVID-19 Cuidados Criticos Téc. Quirúrgica Cuidados de Pacientes TI Negocios

Perry Health

Imagenología TEP puede medir el daño cognitivo en los pacientes con COVID-19 con exactitud

Por el equipo editorial de HospiMedica en español
Actualizado el 20 Jun 2021
Los efectos de la COVID-19 en el cerebro se pueden medir con exactitud con la tomografía por emisión de positrones (TEP), según una investigación presentada en el Congreso Anual 2021 de la Sociedad de Medicina Nuclear e Imágenes Moleculares (SNMMI).

En el estudio realizado por investigadores del Centro Médico Universitario de Friburgo (Friburgo, Alemania), se encontró que los pacientes recién diagnosticados con COVID-19, que requirieron tratamiento hospitalario y les practicaron exámenes cerebrales con TEP, tenían déficits en la función neuronal y el deterioro cognitivo acompañante, y en algunos, este deterioro continuó seis meses después de su diagnóstico. La descripción detallada de las áreas de deterioro cognitivo, los síntomas neurológicos y la comparación del deterioro durante un período de seis meses fue seleccionada como la Imagen del año 2021 por la SNMMI.

Imagen: Las imágenes TEP pueden medir con precisión el deterioro cognitivo en pacientes con COVID-19 (Fotografía cortesía de G Blazhenets et al., Departamento de Medicina Nuclear, Centro Médico - Universidad de Friburgo, Facultad de Medicina, Universidad de Friburgo)
Imagen: Las imágenes TEP pueden medir con precisión el deterioro cognitivo en pacientes con COVID-19 (Fotografía cortesía de G Blazhenets et al., Departamento de Medicina Nuclear, Centro Médico - Universidad de Friburgo, Facultad de Medicina, Universidad de Friburgo)

Para estudiar el deterioro cognitivo asociado con la COVID-19, los investigadores llevaron a cabo un estudio prospectivo en pacientes recientemente diagnosticados con COVID-19 que requerían tratamiento hospitalario por problemas no neurológicos. Se realizó una evaluación cognitiva, seguida de imágenes con 18F-FDG TEP si estaban presentes al menos dos nuevos síntomas neurológicos. Al comparar a los pacientes con COVID-19 con los controles, los investigadores establecieron un patrón de covarianza del metabolismo cerebral relacionado con la COVID-19 con disminuciones más prominentes en las regiones corticales. En todos los pacientes, la expresión de este patrón mostró una correlación muy alta con el desempeño cognitivo de los pacientes. La TEP de seguimiento se realizó seis meses después del diagnóstico inicial de la COVID-19. Los resultados de las imágenes mostraron una mejora significativa en los déficits neurocognitivos en la mayoría de los pacientes, acompañada de una normalización casi completa del metabolismo cerebral.

“Podemos afirmar claramente que se produce una recuperación significativa de la función neuronal regional y la cognición para la mayoría de los pacientes con COVID-19 según los resultados de este estudio. Sin embargo, es importante reconocer que la evidencia de déficits más duraderos en la función neuronal y los déficits cognitivos que los acompañan todavía es medible en algunos pacientes seis meses después de la manifestación de la enfermedad”, dijo Ganna Blazhenets, PhD, investigadora postdoctoral en Imágenes Médicas en el Centro Médico Universitario de Friburgo. “Como resultado, los pacientes post-COVID-19 con quejas cognitivas persistentes deben ser referidos a un neurólogo y posiblemente asignados a programas de rehabilitación cognitiva”.

Enlace relacionado:
Centro Médico Universitario de Friburgo


Últimas COVID-19 noticias